“El mundo” de Juan José Millás

Con este, he leído dos libros de Juan José Millás “El desorden de tu nombre ” y este. Y aunque a mí me gusta más como articulista, traigo este libro aquí porque su lectura me acompañó en un día en que todo parecía salir mal.

Ya he comentado que el verano pasado me atropelló un coche, y en esos días de idas y venidas al hospital, una mañana fui a una revisión rutinaria y no me llevé, como siempre hago,  un libro en el bolso, porque iba con muletas y no podía llevar nada más. Y, además,  pensé que sería un ratito.

Mira por donde, nunca se sabe cuando vas a un hospital, pero me pasaron a urgencias a las 11 de la mañana y salí a las 10 de la noche. A eso de  las 12 les puse a mis hijas un mensaje de “por favor, traerme un libro cuanto antes”, al rato aparecen con este libro.

Me lo leí entero, y me hizo compañía todo un día en urgencias.

Así me enteré de que la familia del escritor eran de Valencia, que se vinieron a vivir a Madrid en la posguerra, a un barrio donde las calles aún eran de tierra y cuando llovía eran de barro.

De que eran un montón de hermanos, que su madre era adicta al optalidón y que su padre tenía un taller donde arreglaba aparatos, y allí, muchas tardes los ponía a leer el Quijote para que no molestaran, así odió la lectura de ese libro.

Pasaban las horas y yo seguía allí, en la camilla sin que nadie me atendiera, menos mal que Juan José Millas me ayudó a sobrellevar el día.

Me hizo reír cuando cuenta que le robaba dinero a su padre del bolsillo de la chaqueta y nunca se daba cuenta. De su amigo el Vitaminas, así llamado por su delicado estado de salud.

El descubrimiento del primer amor, el primer fracaso, la amistad, las creencias religiosas, las relaciones familiares, en fin que mis largas horas de espera fueron menos aburridas y tediosas gracias a este libro.

Juan José Millás recibió el premio Planeta 2007.

Comprar “El mundo” en La Casa del Libro

Anuncios

22 thoughts on ““El mundo” de Juan José Millás

  1. Benditos sean los libros que nos han hecho llevaderas situaciones inaguantables, especialmente esperas eternas.

    En momentos así se confirma aquello de que un libro es un amigo (bueno, y por muchos más momentos).

    Cuántas veces he pensado “bueno, pero yo tengo mi libro”, casi como quién tuviera un talismán o algo así.

    ¿No te leíste también “Algo no es como nos han contado” de J.J. Millán? Creo recodar que lo comentamos aquí.

    Yo solo he leído 3 libros de este autor, a lo mejor este es el 4º.

  2. Hola Teresa!
    Yo no he leído el libro, pero sólo quería decirte que a mi también me atropelló un coche hace unos 5 años (se metió en la acera, fíjate). Qué casualidad!! Yo no tuve muletas, pero me dejó el cuello hecho un ovillo y me mareaba al moverme, al apagar las luces… gracias también que me regalaron unos cuantos libros para leer durante todos los meses que estuve recluída en casa!
    Si es que no hay nada mejor que esperar mientras lees!

  3. Vaya, parece que este es un libro para leer después de un accidente.

    A mi me lo regalaron después de mi segunda operación e tobillo, también un accidente que grácias a él, me está permitiendo volver a la lectura con intensidad.

    Bueno, a lo que vamos. Creo que con Millás empecé mal, creo que este no es el mejor libro para leer por primera vez del autor.

    La história en si, me gustó mucho, gran parte de lo que narras son escenar realmente bonitas y delicadas, y esto me gustó no mucho, muchísimo, pero por otra parte, el hecho que el autor haga publicidad de si mismo durante toda la obra no me ha gustado nada.

    Y quizás lo que más me ha indignado es que el libro sea premio planeta, ya que me pregunto, porque presentar la obra bajo un seudónimo en el concurso cuando esta está llena de referencias a él….. no me puedo creer que el jurado no supieran a quien estaban votando, peo en fin, así es y quedémonos con lo bonito de la obra que son los momentos que tu bien narras.

    Bueno, como ya sabes, te linko nuevamente en mi blog.

  4. Isi, las que hemos sido atropelladas sabemos de que hablamos jejeje, yo estuve 5 meses entre inmóvil y con muletas, yo acostumbrada a no parar. Pero mira por donde mi hijo me hizo este blog y aquí estoy, encantada de poder comunicarme con tanta gente y hablando de libros.
    Creo que un libro es importante en estos trances y en todos.
    Gracias por tu escrito.
    Teresa

  5. Loquemeahorro, tienes toda la razón, no sabes las veces que he tenido que estar horas esperando y yo como si nada, mi libro y yo, una delicia.
    Yo no he leído tantos, pero el que tú dices lo tengo puesto en el blog, a mí me impactó mucho, yo admiro a Juan José Millas por sus artículos y por ese libro.
    Bueno guapa sigue escribiendo que te leemos mucha gente
    Un saludito
    Teresa

  6. Ita, vaya vamos de accidente esta noche, y tú y yo coincidimos en el libro, que casualidad.
    A mi este libro no me entusiasmó pero es verdad que me entretuvo muchas horas, me hizo reír en algunos momentos y me lleno de ternura en otros, ahora que lo pienso, ¿ qué más se puede pedir de un pequeño libro sin muchas pretensiones?.
    Ita he intentado ir a tu blog y no se abre.
    Un saludo
    Teresa

  7. Hola Teresa. Coincidimos en las lecturas de Millás. Yo leí El Desorden de tu Nombre hace muchos años y después empecé uno de títulolargo tal que Tonto, Muerto, Bastardo e Invisible (o algo así)que no me gustó y no terminé. Durante años sí que seguí sus columnas y artículos del País semanal. Un día una amiga me recomendó El Mundo y acepté su préstamo y lo cierto es que me he vuelto a reconciliar con él como novelista. Saludos

  8. Hola, que coincidencia, yo casi estoy contigo en lo que dices, me gusta mucho en sus artículos y lo sigo siempre, los libros no me entusiasman, pero es verdad que tiene algo especial.
    Bienvenida a este blog y espero verte más veces.
    Un saludo
    Teresa

  9. Queridas Teresa, Isi:
    Que bueno que su atropellamiento las tuvo recluídas, pero aquí están con nosotras…

    Yo tuve un accidente hace dos años que me tuvo en silla de ruedas unos meses y varios más sin poder caminar del todo bien (muletas sólo las usé creo que un mes porque soy tan torpe que andaba yo cayendo y golpeando a todos…opté por caminar des-pa-ci-to…) también los libros fueron mis mejores compañeros. Tenía yo por un lado una montaña de libros que quería leer, y por el otro, películas que quería ver. La pasé (para desconcierto de mis familiares y amigos) de maravilla. Ellos estaban muy mortificados y yo feliz cual lombriz.

    Los libros aligeran cualquier pena, o cuando menos, ese ha sido mi caso.

    Otro autor más que no conocía, y que hoy gracias a tí, conozco y apunto en mi interminable lista…

    Besitos a todas,
    Ale.

  10. Querida Ale, ya eres la tercera que ha tenido un accidente, Isi, Ita, en fin un montón de gente, yo creo que como nos gusta leer, nos accidentamos y a leer… es broma.
    Pero es verdad yo me pasé 5 meses en casa y me lo pasé leyendo, viendo películas, pintando cuadros y algo que me encanta hacer vainicas.
    Ayer me fui al cine y vi una película preciosa, rodada en las calles de Dublín, un chico que toca la guitarra y canta y una chica que toca el piano, una historia preciosa, sencilla y una música maravillosa, os la recomiendo se llama ONCE. Espero que os guste.
    Un saludo a todas
    Teresa

  11. Hola!
    Lo primero que he oído hablar de la película y también me apetecía verla.
    Jo! debemos de tener el gafe con lo de los accidentes. Yo recuerdo que fue justo cuando volvía de trabajar 9 horas seguidas, y lloraba en la ambulancia porque lo único que me apetecía era llegar a casa y tomarme mi colacao… Ayyy en fin, que al principio se pasa muy mal, pero luego se te hace ameno. Descansar obligatoriamente viene bien (si no es grave, claro).
    Además te cuidan y te miman más 😉
    Besos a todas!!

  12. Teresa:
    Pues si que somos varias las accidentadas…¿Que son las vainicas?; gracias por la recomendación de la película, la buscaré por aquí que con eso de la alerta sanitaria ahora si están cerradas todas las tiendas y negocios que no son prioritarios así que está como muerta la ciudad.
    Isi:
    tienes razón, lo cuidan y miman a uno más…y tiene uno más tiempo para leer…jajaja

    Saludos a todas.
    Ale.

  13. Hola!
    Bueno Ale, te contesto yo porque sé lo que son las vainicas porque mi abuela me ha hecho unas cortinas con vainicas, pero yo no sé hacerlas. Seguro que me corregirá Teresa.
    Se pueden hacer para manteles, servilletas y cortinas, y son unos agujeros que se hacen en las telas pero sin romperlas; sacándoles el hilo, de tal manera que puedes hacer dibujos con el conjunto de agujeros. Por ejemplo mi abuelita hace una línea de agujeritos por los laterales de las cortinas y otras líneas por el centro haciendo dibujos.
    Deben de dar muchísimo trabajo, pero quedan estupendas. Creo que es imposible comprarlas, sólo las he visto de personas que las hacen a mano. (mi abuela me quiere, como podrás imaginarte, jajaaj).
    ¿estás de acuerdo, Teresa?

  14. Hola, Teresa, acabo de descubrir tu blog.
    Yo he leído dos libros de Millas: Dos mujeres en Praga y el Orden alfabético y no terminaron de convencerme. El segundo de ellos me gustó mucho al principio pero Ca la mitad la cosa se torció. En cambio me gusta mucho como columnista.
    Coincido contigo en lo de ir con libro a casi cualquier parte, especialmente cuando hay que esperar. Este verano el médico de cabecera me envió a urgencias ¡como eché de menos el libro que tenía en el coche!
    Pasaré por aquí de vez en cuando.

  15. Isi, lo que dices del accidente, no es nada agradable, yo iba al trabajo y en un paso de peatones un coche me dio un trastazo, menos mal que no iba rápido si no, no se que hubiera sido de mi.
    Pero una vez pasado el mal trago y de no ser muy grave, pues hay que disfrutar lo más posible.
    La película es preciosa, espero que la encuentres.
    Un saludito
    Teresa

  16. Ale, también estáis allí en alerta? que raro me parece todo, no sé si no nos dicen la verdad, pero a mí me parece muy exagerado todas las noticias. Espero que pase pronto.
    La explicación de Isi sobre las vainicas ha sido de cine. Cómo se ve que ella no las hace.
    Para eso tiene a su abuela jejeje
    Pues si es sacando hilos, pero no es fácil explicarlo, yo creo que en internet tiene que haber explicaciones.
    Si encuentro algo te lo mando.
    Un saludo
    Teresa

  17. Hola Lammemoor, coíncido mucho contigo, yo creo que como articulista no tiene precio, otra cosa son sus libros.
    Pero cuando estás un día entero en urgencias sin hacer nada no veas como me vino el libro.
    La verdad es que Juan José Millas es muy peculiar, tengo otro libro de él en el blog que es impresionante de bueno, es relacionado con el caso de Navenka ¿te acuerdas? el libro se llama “Hay algo que no es como me dicen” te lo recomiendo es muy bueno.
    Y lo de llevar el libro en el bolso es lo mejor.
    Me he asomado a tu blog, lo veré despacio pero me ha gustado, así que bienvenida a el mío y yo visitaré el tuyo
    Saludos
    Teresa

  18. Chicas, cómo siento lo de los accidentes, espero que todas estéis bien ahora.

    Lammemoor, completamente de acuerdo con El Órden Alfabético, hasta la mitad era genial, y después… se pierde por completo.

  19. Tere, a mí El mundo, de Millás me encantó. Y me encantó por la sencilla razón de que parece un libro biográfico con una alta carga de ficción.

    Lo que no me pareció es que le hayan dado el premio Planeta, ya que aunque lo haya mandado con seudónimo, era clarísimo que él era el autor, cosa que me parece moralmente incorrecta.

    Un abrazo.

  20. Que risa con lo de los accidentes, pero parece que nos pillaban a todas , a mi me pilló en junio, ya hace un año y estoy perfecta, pero me tiré 4 meses tumbada a la bartola, la primera vez en mi vida que descansaba tanto, mis hijos me cuidaron con cariño.
    Saluditos
    Teresa

  21. Esteban, hace días que no paso por tu blog y ya me está pareciendo una traición, jejeje. No tengo tiempo para nada.

    Si, el libro de Juan José Millás está bien, a mí me salvó un día entero en urgencias y por eso le tengo un cierto cariño, lo del premio Planeta, es extraño, pero bueno, creo que hay libros maravillosos, pero tienen que presentarse.

    Esta noche sin falta paso a leer tus cuentos.
    Un saludo
    Teresa

  22. Millás es raro escribiendo, es verdad. No parece del mismo Levante que Vicent y, sin embargo, hay algo en él de la misma magia aunque menos luminosa. Probad con Dos Mujeres en Praga (antigua ya, de hace seis o siete años) o con El Orden Alfabético (más antigua, aún). El Mundo, además, ayuda con las otras dos. De todos modos, Millás es Milllás sin tamizar por la Editorial Planeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s