España en los diarios de mi vejez de Ernesto Sábato

Recuerdos de un viaje a España

Tu voto:

Anuncios

Ernesto Sábato fue invitado por distintas instituciones españolas, para reconocerle su labor como escritor y sobre todo como defensor de los derechos humanos, corría el año 2002 y Sábato tenía 90 años. Este viaje por diferentes ciudades españolas, sus reflexiones sobre su patria herida, como dice el tango  “cuesta bajo en la rodada”, sobre su vida, sobre estos reconocimientos que le brinda España a su persona en sus últimos años de vida, del disfrute en una terraza  o un barecito por las calles madrileñas. Un libro entrañable y lleno de emociones.

Esto decía Sábato hace  años en una conferencia que pronunció en Madrid, de actualidad total.

Que estamos frente a la más grave encrucijada de la historia es un hecho tan evidente que hace prescindible toda constatación. Ya no se puede avanzar por el mismo camino.

y como decía María Zambrano:

Como centinelas, cada hombre ha de permanecer en vela. Porque todo cambio exige creación, novedad respecto de lo que estamos viviendo y la creación sólo surge en la libertad y está estrechamente ligada al sentido de la responsabilidad.

Este es el poder que vence al miedo. por eso, en los últimos meses, decenas de miles de hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, madres con sus criaturas en brazos, han salido a nuestras calles a decir ¡Basta!

Así cuenta su visita a la casa de Saramago y Pilar:

Me había prometido no morirme sin ir a visitar a José Saramago a su casa y ahora me siento frente a él sin poder decir palabra. Pilar cocina con placer y muy rico. Se nota como se quieren, algo se palpa entre los dos, como si compartieran un secreto que tal vez ni ellos mismos sepan.

Además de sus libros Ernesto fue nombrado presidente de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas, de ese nombramiento salió el Informe Sábato, sobre el drama argentino de sus desaparecidos.

“Tengo otro gran motivo -continúa- para querer publicar estas páginas: la recuperación de la Argentina, este renacer de las posibilidades que se viven hoy, y que muestran una vez más, que lo que pareció imposible está encontrando surco. Que la utopía es el único camino”. El autor del “Túnel” también refleja los días en los que recibió la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes, la Medalla de Honor de la Universidad Carlos III y el Premio Rosalía de Castro en Santiago de Compostela. Y además de en Madrid y en Santiago de Compostela, el escritor ofreció conferencias en Oviedo, Alicante, Valladolid, Sevilla, Santander y Albacete.

Fue galardonado con el premio Cervantes  en 1984.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s