El museo de la inocencia de Orhan Pamuk

Una historia de amor

Tu voto:

Anuncios

 

A lo largo de mis lecturas, dos novelas de amor me han dejado un recuerdo inolvidable; una fue “El amor en los tiempos del cólera” de Gabriel García Márquez y la otra ha sido esta que acabo de leer y que me ha dejado sin habla.

Kemal un joven de la burguesía estambulí, le cuenta un día al escritor Orhan Pamuk su gran historia de amor. Durante treinta años este hombre estuvo enamorado perdidamente de Fusun y por su amor construye un gran museo con el mismo nombre de este libro “El museo de la inocencia”. Este museo existe en Estambul y está repleto de objetos que Kemal fue guardando a lo largo de su vida, objetos que están relacionados con su gran amor.

En aquellas noches, contemplando las luces de Nisantasi se me pasaba por la cabeza que si quería continuar con aquella vida buena y feliz con todos mis hábitos, debía evita enamorarme de Fusun. Presentía que para conseguirlo no debía dejarme llevar por su amistad, por sus problemas, por sus bromas, ni por su humanidad.

Su  forma de escribir, minuciosa, perfeccionista, no deja nada por contarnos, además de derramar poesía, nos va contando cómo es la sociedad de la ciudad en aquellos años de 1975, donde las mujeres, algunas, ya vivían mirando a las costumbres europeas, mujeres modernas que fumaban en público, bebían y tenían amores libres.

Orhan Pamuk en el Museo de la inocencia
Orhan Pamuk en el Museo de la inocencia

Kemal inicia un amor clandestino con la joven Fusun, mientras su otra vida la va llevando como puede. Kemal es novio con una chica de su  nivel social, inteligente y culta y en pocos días celebrarán su pedida de mano en un gran Hotel de Estambul.

Después de la petición de mano, Fusun desaparece de la vida de Kemal. Después de muchos meses la encuentra ya casada con un joven. Aquí empieza un peregrinaje a la casa donde vive Fusun con sus padres y su marido. Un peregrinaje que durará más de 8 años, donde la vida de Kemal se vuelve insistente y obsesivamente en ir a cenar allí para verla un rato.

Por desgracia, no conseguí olvidar a Fusun limitándome con prohibiciones las calles en las que me había pasado la vida ni alejándome de los objetos que me la recordaban. Porque en medio del gentío de calles y fiestas empecé a ver a Fusun como si viera un fantasma.

Aquellos encuentros paradisíacos a veces duraban muy poco. Por ejemplo, esta fotografía que muestra la sombra blanca de Fusun en la plaza de Taksin es el documento de una ilusión que sólo duró un par de segundos

Kemal va recogiendo todo tipo de objetos que relaciona con este amor intenso y que pertenecen a la vida de su amada. Colillas de tabaco, peines, pendientes, ceniceros fotos, todo tipo de objetos que han formado parte de ese museo de la inocencia que construyó sus últimos años de vida.

A veces no hacíamos nada y nos quedábamos sentados en silencio. A veces Fusun bostezaba tan a gusto que yo pensaba que se había olvidado del mundo entero. A veces miraba la mano de Fusun sin que nadie se diera cuenta y la admiraba aún más. A veces Fusun se ponía un broche que le había regalado hace años. A veces Fusun se concentraba tanto en la película que daban en la TV que  me habría gustado ser el protagonista. A veces  pensaba que era muy feliz simplemente porque  estaba sentado al lado de Fusun.

Orhan Pamuk vuelve a contarnos una historia que algunos dicen que es la suya propia, pero que él niega. Nos descubre los barrios de su ciudad, sus costumbres y la belleza de los paseos maravillosos que tiene Estambul. Merece la pena leerla. Sus 600 páginas te tienen atrapada en la historia de amor de Kemal y Fusun

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s