El palacio azul de los ingenieros belgas de Fulgencio Argüelles

Tenía este libro pendiente desde hace tiempo, me lo recomendó una amiga bloguera . En uno de los viajes que hice a Madrid pasé por la librería La Central, fue allí donde compré este precioso libro. Lo he disfrutado, una lectura culta, muy bien escrito y una historia que te va atrapando con cada personaje que vas conociendo.

Últimamente leo mucho en Ibook, pero no me resisto de vez en cuando a comprar un libro. Yo sabía de este libro y del escritor Fulgencio Argüelles, pero también me encantó la portada del libro, a veces coincide que todo es belleza.

Asturias en los años  de la República de Primo de Ribera. Año 1927 es cuando Nalo entra a trabajar como jardinero en el palacio azul de los ingenieros belgas, así se libró de entrar en las minas como toda su familia lo hizo a lo largo de su vida.

Mi padre trabajaba como entibador en las minas de carbón y era grande, muy grande, y tenía la voz bronca y rotunda, y le chorreaba el sudor por la sienes y por los costados de la nariz y siempre estaba sediento. La tarde de su muerte la conservo aún nítida en la memoria. No vi su cadáver. Tardaría muchos años en ver un cadáver. El ataúd estuvo destapado en la sala toda la noche y había un calor que iba y venía.

De la mano de Nalo vamos conociendo la vida de esta familia, y todo lo relacionado con los ingenieros belgas que  vinieron a explotar las minas y que eran dueños de la vida de todos ellos. Así nos cuenta Fulgencio esta historia sin rencores, tal cual iba sucediendo. Entre los personajes que vamos conociendo, Eneka es el jardinero que le enseña a Nalo la vida, además de cultivar las flores.

La influencia de los ingenieros me libró de los reclutamientos militares y pude completar mis conocimientos de jardinería al lado del maestro Eneka. Aprendí al detalle cada una de las labores y a determinar el momento de su ejecución, apocaduras, drenajes, acondicionamientos de los bancales, estratificación y trasplantes.

Aprovechando algunas ideas que me suscitaron aquellos proyectos del abuelo, transforme un tímido manantial que corría libre bajo el cascajal de los salgueros en un nuevo estanque. Debido a lo cual obtuve la felicitación de las señoras del palacio, quienes para agradecer la ocurrencia y dedicación, me regalaron un reloj de bolsillo con incrustaciones de plata.

Un libro que merece la pena leerlo, calmadamente porque la escritura de Fulgencio Arguelles necesita tranquilidad para captar todas las maneras que tiene de contarnos la vida de los ingenieros, de sus mujeres y de las relaciones con los trabajadores.

Los ingenieros quisieron felicitar al artífice de la nueva expansión de la empresa con todos los honores y para ello invitaron a mi abuelo y a la abuela a una cena privada en  el palacio. Ella no asistió por mas que él  se empeñó en que lo hiciera, no verás tú la hora en que yo me siente a la mesa con los importantes, decía la abuela, cada cual en su sitial, tú vete que algo querrán ofrecerte, y además, obra hecha, recompensa espera, y déjame a mí aquí, que me conozco bien y del atrevimiento viene el arrepentimiento.

 Fulgencio Argüelles ha sido Premio Príncipe de Asturias en el año 2000

Anuncios

3 thoughts on “El palacio azul de los ingenieros belgas de Fulgencio Argüelles

  1. Editorial, portada, tu comentario… ya era suficiente para anotar el libro, pero es que además ¡Asturias y República!. Eso ya es toda una provocación a la que no me voy a resistir 😉

    Besos Teresa!

  2. Ana son de esos libros que te encantarán, espero, siempre que recomiendas un libro nunca sabes el gusto del lector, pero en este caso creo que sí. Muy bien escrito, y una historia amable.
    Un abrazo
    Teresa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s