Estambul de Orhan Pamuk

Estambul, recuerdos de Orhan Pamuk

Tu voto:

Anuncios
Mezquita Azul
Mezquita Azul

 

Hace años nos fuimos un grupo de amigos y amigas a Estambul, una de las ciudades más bonitas que yo he conocido. Fue un viaje precioso, 5 días llenos de sorpresas, de risas, y de no parar de ver maravillosas mezquitas, de intentar absorber esta ciudad llena de embrujo y misterio.

Una ciudad entre Oriente y Occidente, así es ella, una mezcla de modernidad y de costumbres ancestrales. Mujeres modernas y mujeres, aún, tapadas hasta lo increíble, calles abigarradas de tiendas de mil colores y mezquitas de ensueño. La verdad es que fue un viaje precioso. La visita a la Mezquita Azul  y Santa Sofía es impresionante, ¿cómo se puede albergar tanta belleza en ese centro de Estambul?.

Observando como llamamos a ciertos acontecimientos, podemos deducir en que lugar del mundo nos encontramos, si en Oriente o en Occidente. Lo que ocurrió el 29 de mayo de 1453 para los occidentales era la  caída de Constantinopla, y para los orientales, la conquista de Estambul. En suma: caída o conquista.

El Bósforo, el Cuerno de Oro, los cementerios, las Termas, El Gran Bazar, tomarse un café en el mirador de Pierre Loti

Cuando volví de ese precioso viaje me compré el libro de Orhan Pamuk. Un paseo por la ciudad y los recuerdos del escritor desde su infancia hasta nuestros días. Un libro denso y minucioso, como suele escribir Pamuk, pero que a mi me encantó después de haber visitado su ciudad.

Flaubert, que cuando vino a Estambul ciento dos años antes de que yo naciera, se quedó muy impresionado por las multitudes que poblaron la ciudad y por su heterogeneidad, escribió en una carta que creía que Constantinopla sería la capital del mundo cien años más tarde. Al desplomarse y desparecer el Imperio otomano, aquella profecía se cumplió justo al revés.

Es una ciudad que no te deja indiferente, siempre tienes ganas de volver a pasear por sus calles, a comprar en sus bazares  u oler las especies en el bazar del mismo nombre. Sus colores y sus olores te transportan a lugares increíbles. Dar un paseo por el Bósforo y contemplar Estambul desde esa otra orilla.

Desde mi niñez siempre he vivido en algún altozano desde el que se veía y se controlaba el Bósforo, aunque fuera de lejos y entre edificios, cúpulas y colinas. Posiblemente por el significado moral que comporta el poder ver el Bósforo aunque sea de lejos, en las casas de Estambul la ventana que da al mar ocupa el lugar del mihrab de las mezquitas, o del altar de las iglesias, o del tevan de las sinagogas y los sillones, sofás y mesas del comedor se disponen de manera que miren siempre en esa dirección.

Una ciudad para visitar y un buen libro para leer.

4 thoughts on “Estambul de Orhan Pamuk

  1. Teresammmm, Estambul es “la ciudad” y como ya conoces mi predilección por Pamuk, imaginas la ilusión que me hace leer esta entrada. Sus ensoñaciones, la forma en la que siempre en sus libros sueña desde Estambul abrirse al mundo y a la vez mantener su identidad son una constante que viajaba conmigo en la última visita a Estambul.
    Es curiosa la cita que has elegido ya que lo cierto es que toda Turquia parece mirar más que nunca hacia el Mihrab, con una pérdida de libertades visibles en sus mujeres en una ciudad que sigue siendo tan bella.
    Un fuerte abrazo (ah, y por fín te tengo actualizada en el blog, ya hemos recuperado el enlace correcto)

    El Guisante Verde Project

  2. Para mi Estambul es una ciudad muy especial entre las preferidas anda ella. Pamuk como los buenos escritores hay que leerlos despacio y entendiendo lo que quieren decirnos. Yo como él si tuviera una casa en Estambul, también tendría un balcón que mirase al Bósforo. jeje
    Por si te interesa, leí un libro de Pamuk, es una historia de amor fascinante, “El museo de la inocencia”.
    Como siempre un placer verte por mis páginas y saber que me has recuperado me da tranquilidad.
    Un abrazo
    Teresa

  3. Estoy próxima a visitar esa hermosa ciudad, si mi Dios lo permite, sus comentarios me enriquecen ya que es una ciudad tan lejana a la mía, es por ello que me estoy docuemntando

  4. Maurilia es una ciudad fascinante, y tiene una historia para que te documentes bien. A mi me gustaría volver, hace años que fui y me quedé con ganas de pasear más por esta ciudad.
    Un abrazo
    Teresa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s