París era una fiesta de Ernest Hemingway

París era una fiesta

Tu voto:

Anuncios

Un amigo reseñó en su blog este libro de una manera preciosa. Nunca sabré por qué hay libros que a primera vista ya los quieres leer  y este fue uno de ellos.  Hemingway me gusta como escribe y como cuenta las historias, así que un poco antes de viajar a París me lo leí, y llevé apuntado en una libreta un montón de nombres de cafeterías donde los escritores, de aquella época, se reunían a beber y a escribir.

Podía elegir entre varias calles para bajar por la tarde hasta el jardín de Luxemburgo, y paseaba por el jardín y entraba en el museo, donde estaban las grandes punturas que luego trasladaron al Louvre. Iba casi todos los días por los Cézanne y por ver os cuadros de Manet y Monet y los demás impresionistas.

DSCN3463

Uno de los días de nuestra visita a la ciudad de la luz, lo dedicamos al barrio latino y a buscar esos cafés,  Closerie des Lilas, era una de ellos y una librería mítica de aquella época Shakespeare and Company.

Y cuando llegué a la altura de la Closerie des Lilas y la luz daba en mi viejo amigo, la estatua del mariscal Ney blandiendo su espada con las sombras de los árboles en sus bronces, y allí estaba él bien solito y nadie seguía su avance y en menudo fregado se metió en Waterloo, pensé que todas las generaciones se pierden por algo y siempre se han perdido y siempre se perderán, y me senté en la Closerie para hacer compañía a la estatua y me tomé una cerveza muy fría antes de volver a casa. 

El barrio latino es precioso, yo prefería pasear por sus callejas, contemplar la catedral de Notre Dame, pasear sus puentes, y hacer una espera grande para pasar a ver la Sainte Chapelle. Cada vez que parábamos a tomar algo elegíamos un café de los escritores,  y recordar lo que Hemingway contaba en este precioso libro.

En aquellos días no había dinero para comprar libros. Yo los tomaba prestados de Shakesperare and Company, que era la biblioteca circulante y librería de Silvia Beach en el 12 de la rue L´Odéon. En una calle que el viento frío barría, era un lugar caldeado y alegre, con una gran estufa en invierno, mesas y estantes de libros, libros nuevos en los escaparates, y en las paredes fotos de escritores tanto muertos como vivos.

París es mucho París,  el barrio latino es uno, pero pasear por los Campos Eliseos, contemplar la torre Eiffel, sentarte en uno de los muchos parques que saltean esta ciudad, entrar en el museo Rodin, pasear en un barco por el Sena, y tantas y tantas cosas maravillosas que te ofrece esta ciudad.

 

 

Me resultaba muy fácil reflexionar mientras andaba y hacía algo o mientras miraba a la gente hacer algún trabajo que supieran hacer bien. En el extremo de la isla de la Cité, debajo del Pont-Neuf, donde está la estatua de Henri-Quatre y la isla termina en punta afilada como una proa de barco, había un jardincillo al borde del agua con unos hermosos castaños, robustos y de copa ancha, y con las corrientes y remolinos que el Sena forma al fluir se encuentras excelentes puntos de pesca

Desde luego leer el libro y viajar a París es un verdadero lujo. Así decía Hemingway:

Si tienes la suerte de haber vivido en París cuando joven, luego París te acompañará, vayas donde vayas, todo el resto de tu vida, ya que París es una fiesta que nos sigue.

3 thoughts on “París era una fiesta de Ernest Hemingway

  1. Querida Teresa, sois muchas las personas que habláis de este libro…y bueno, dos de vosotras, lo habéis leído antes de ir de viaje a Paris. Of course, habéis pasado por la librería de Shakespeare and Co. Aunque he estado en Paris, la conozco muy por encima y fui a lo más turístico…¿quién sabe? Cualquier día me encuentro con Hemingway y cruzamos las calles de Paris, tal vez, las que él transitaba.
    Me ha gustado mucho tu entrada, los textos que has escogido, los pensamientos, las fotos…gracias por compartirlo con nosotros/as.
    Un beso grande!!

  2. Querida María, siempre es un placer verte por aquí, me encanta que nos sigamos escribiendo.
    El libro me encantó, es muy interesante. Yo luego me leí el de Silvya Beach, la dueña de la librería, me encantó, tiene un montón de información sobre esa época. Y finalmente me leí un libro que escribió la mujer de Hemingway, muy interesante. ya ves como busco información. Te los recomiendo
    Un abrazo
    Teesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s