Lanzarote, un viaje único

Hace unos años mi hermana Ana y yo, que solemos viajar juntas de vez en cuando, elegimos Lanzarote, una isla única por su negrura casi absoluta debido a los innumerables estallidos volcánicos a principios del siglo XVII.

Llegamos un día caluroso y directamente nos fuimos a un hotel del sur de la isla. Típico hotel lleno de piscinas y lleno de turismo. Teníamos la idea de recorrer la isla de arriba a abajo y volvíamos al  hotel al atardecer. Entonces era cuando nosotras nos dábamos un bañito en esas enormes piscinas.

 

Nuestra primera salida fue con una excursión programada, fuimos al parque natural de Timanfaya, “La montaña de fuego,” conocido mundialmente por su gran belleza y el lugar donde se dio el mayor número de volcanes entre 1730 y 1736. Más de veinticinco volcanes a la vez explotaron una noche; según describe el cura Andrés Lorenzo Curbelo, el cual presenció esa noche de septiembre, desde el cercano pueblo de Yaiza  Y así lo dejó escritoLos Hervideros

El día primero de Septiembre de 1730, entre nueve y diez de la noche, la tierra se abrió de pronto cerca de Timanfaya, a dos leguas de Yaiza. En la primera noche una enorme montaña se elevo del seno de la tierra y del ápice se escapaban llamas que continuaron ardiendo durante diecinueve días.

El 18 de Octubre tres nuevas aberturas se formaron encima de Santa Catalina, y de sus orificios se escapaban masas de humo espeso que se extienden por toda la isla, acompañado de una gran cantidad de escorias, arenas y cenizas que se reparten por todo alrededor. Las explosiones que acompañaron a estos fenómenos, la oscuridad producida por la masa de cenizas y el humo que recubre la isla, forzaron mas de una vez a los habitantes de Yaiza a tomar la huida.

Si espectacular fue la visita a Timanfaya, espectacular fue la visita a los “Hervideros” lugar mágico donde el mar se introduce dentro de la lava que, por la erosión, las formas son caprichosas, formando balcones y ventanas donde el agua llega haciendo un ruido impresionante. En ese lugar se forma una pequeña laguna de un color verde intenso que contrasta con la negrura de todo ese lugar.

No dejábamos de sorprendernos de estos paisajes únicos. La isla está cuidada con esmero. Lanzarote fue declarada en 1993 Reserva de la Biosfera por la Unesco. Además, la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos, recoge en esta isla un total de 13 entornos naturales, que suponen más del 40% del territorio insular, entre los que destaca el Parque Nacional de Timanfaya.

Fue un día precioso, lleno de sorpresas. Pero los días siguientes no dejaron de enseñarnos una isla donde la mano de Manrique está por todo el territorio.

Anuncios

4 thoughts on “Lanzarote, un viaje único

  1. Lanzarote… la tierra de mi abuelo!!!! ojalá algún día pueda ir….. me encantó tu artículo Teté!! un abrazo

  2. Hola Cande, desde luego sería un viaje muy especial. La isla es de una belleza única. Podré más cosas de la isla. No sé si el pueblo de tu abuelo era Guatiza. hicimos una parada allí y compramos cosas muy típicas. Un pueblo singular como todos los que existen en la isla.
    Un abrazo

  3. Ale como me gusta verte por mis páginas. esta isla es única, creo que en el mundo está Lanzarote y una isla en el pacífico. Yo creo que algún día vendrás por España. Te gustará
    Un abrazo
    Teresa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s