El amor en los tiempos del cólera de Gabriel García Márquez

Este libro es el preferido de mi hija Fátima, ella me lo dio a leer y siempre que hablamos de una novela de amor, ella la pone en primer lugar. Es cierto que no es una novela común, es una historia de amor que dura una vida entera, sin tener un compromiso, sin casi hablarse, solamente en la cabeza de Florentino Ariza se despierta un amor por Fermina Daza desde el primer momento que la ve.

En Barranquilla, ciudad colombiana al lado del río Magdalena, se desarrolla esta preciosa historia. La vida de Florentino, un joven que vive con su madre, se dedica a trabajar en una oficina de correos, pero realmente él vive pensando en su amor y escribiendo cartas de 60 páginas por las dos caras para que su amada lo vea o al menos le haga algún caso.

Cuando el padre de ella se entera de estas cartas, decide mandar a su hija lejos una temporada para que olvide esa historia. Cuando vuelve a Barranquilla, se desata una epidemia de cólera y ella cae enferma. El doctor Urbina la visita hasta que ella decide casarse con el doctor.

Florentino sigue su vida, va de una mujer a otra, decide buscar un buen trabajo y pasa a ser presidente de la compañía de barcos que transitan el río.

Ya mayores, el doctor Urbina muere y en el entierro aprovecha Florentino para decirle a Fermina:

Fermina he esperado esta ocasión durante más de medio siglo, para repetir una vez más el juramento de mi fidelidad eterna y mi amor para siempre.

Finalmente después de 51 años, 9 meses y cuatro días, los dos deciden hacer un viaje en el barco por el río Magdalena.

Sin embargo, cuando logró dominarlo en el remanso perfumado del camarote, hicieron un amor tranquilo y sano, de abuelos percudidos, que iba a fijarse en su memoria como el mejor recuerdo de aquel viaje lunático. No se sentían ya como novios recientes, al contrario de amantes tardíos. Era como si hubieran saltado el arduo calvario de la vida conyugal, y hubieran ido sin más vueltas al grano del amor. Transcurrían en silencio como dos viejos esposos escaldado por la vida, más allá de las trampas de la pasión, más allá de las burlas de las ilusiones y los espejismos de los desengaños: más allá del amor. Pues habían vivido juntos lo bastante para darse cuenta de que el amor era el amor en cualquier tiempo y en cualquier parte, pero tanto más denso cuanto más cerca de la muerte.

El amor, la fidelidad, los amores del cuerpo, los amores del alma, los amores eternos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s