La fiesta del chivo de Mario Vargas Llosa

Si ha habido un libro que me ha impresionado y que no lo he olvidado ha sido este. Lo leí hace un montón de años, pero sigue siendo uno de los libros más duros y mejor escritos que yo haya leído a lo largo de estos años.

Me gusta casi todo de Mario Vargas Llosa, aún me faltan algunos libros por leer, así que no puedo decir que este sea el mejor, pero si puedo decir que es una obra maestra.

Mario Vargas Llosa nos relata la vida de un sátrapa como fue el dictador de la República Dominicana, Rafaél Leónidas Trujillo, entre los años 1930 hasta su asesinato en el año 1961; treinta y un años de una dictadura feroz, más de 50.000 asesinatos de Estado y un desafío a los derechos humanos que por supuesto no respetó en ningún momento.

A través de Urania Cabrales, hija de un ministro del dictador, que vuelve a Santo Domingo, antes llamada “Ciudad Trujillo,” para estar con su padre que se está muriendo, nos va relatando la historia de aquellos años que ella vivió hasta su huida a EE.UU.

No recuerda que, cuando era una niña y Santo Domingo se llamaba Ciudad Trujillo, hubiera un bullicio semejante en la calle. La ciudad era tres o cuatro veces más pequeña, provinciana, aislada y aletargada por el miedo y el servilismo, y tenía el alma encogida de reverencia y pánico al Jefe, al Generalísimo, al Benefactor, al padre de la Patria Nueva, a su Excelencia el Doctor Rafaél Leónidas Trujillo.

La historia de esta mujer es desgarradora. Por otro lado nos van contando como desde la Universidad empiezan los estudiantes a organizarse para derrocar a este personaje. Las dificultades que tienen para moverse, porque la isla es pequeña y la tiene absolutamente vigilada. En esas organizaciones hay una mujer estudiante de derecho que embarca a sus dos hermanas en esta  revolución. Desgraciadamente estas tres hermanas terminan asesinadas a palos. Las mataron el día 25 de Noviembre del año 1961. En honor a estos tres valientes llamadas, Patria, Minerva y Teresa Miraval, se conmemora cada año el “Día Internacional de la no violencia contra las mujeres”.

Toda la república dominicana se enteró de aquella matanza de la manera veloz y misteriosa en que las noticias circulaban de boca en boca y de casa en casa y en pocas horas llegaba a las extremidades más remotas.

Nos matan a nuestros padres, a nuestros hermanos, a nuestros amigos. Ahora también a nuestras mujeres. Y, nosotros, resignados, esperando nuestro turno.

La muerte del dictador, liberó rápidamente a la isla y a sus ciudadanos. La familia Trujillo tuvo que huir a París. Después de intentar enterrar al dictador con honores en la isla, no  lo consiguieron. Después de estar en París, parece que Franco los admitió y lo enterraron en el cementerio del pardo.

Una historia dura pero digna de leerla.

Anuncios

2 thoughts on “La fiesta del chivo de Mario Vargas Llosa

  1. Es Urania Cabrales un personaje ficticio en la novela de Vargas Llosa? Si no, esta Urania Cabrales aun viva? Deberia estar en sus 70s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s