Camino de Santiago 3ª etapa Santa Mariña-Olveiroa

Camino de Santiago

Tu voto:

Anuncios
Hórreo en Olveiroa
Hórreo en Olveiroa

Nos levantamos temprano, desayunamos en “Casa Pepa” y salimos caminando, ya las agujetas se iban notando y  el cansancio también, pero la ilusión del camino no nos dejaba rendirnos. Por delante teníamos una bonita etapa, según los dueños de “Casa Pepa” desde Santa Mariña a Fisterra era un camino maravilloso, claro que ir en coche es estupendo pero caminar y sobre todo subir y bajar cuestas es otro cantar.

Camino de Olveiroa
Camino de Olveiroa

Teníamos por delante unos 17 km, de un paisaje precioso. Pasamos al lado del embalse Fervenza, a lo lejos una gran masa de agua rodeada de un pasaje verde intenso. A cada rato nos sorprendía un riachuelo, un bosque, un mirador. La carretera era un poco enrevesada, había tramos en obras y la señalización no estaba muy clara, en algún momento no sabíamos para donde teníamos que ir, pero algún peregrino colocaba piedritas, en el suelo, en forma de flecha indicando el camino.

Caminos infinitos
Caminos infinitos

Así de amable es el camino, todo el mundo te saluda con “buen camino” extranjeros y españoles, es el saludo habitual. Los gallegos tienen un gran respeto por los peregrinos. Te vas encontrando con grupos de gente por todo el camino y cuando llegas a los albergues nos volvemos a reconocer y nos interesamos por cómo vamos de agujetas o si hemos tenido algún problema.

IMG-20150603-WA0011_resized

A mitad del camino, después de una gran subida y una bajada tremenda, nos encontramos con un precioso cruceiro, lleno de piedritas que cada peregrino deja allí como recuerdo. Nosotras llegamos, nos quitamos las mochilas y sin decirnos nada empezamos a cantar y bailar, fue un momento de mucha risa y de mucha alegría, ya nos iba faltando menos y sabíamos que llegaríamos al final. Y, claro, dejamos nuestras piedras allí como recuerdo.

Cruceiros en el cruce de los caminos
Cruceiros en el cruce de los caminos

Llegamos a Ponte Olveira y allí en un albergue al lado de la carretera, con un pequeño restaurante y un jardín con césped, paramos a comer. Nos supo a gloria, descansar y comer algo. Nos quedaba muy poquito para llegar a Olveiroa, así que comimos tranquilamente y nos tumbamos en el césped a descansar. Al levantarnos las agujetas eran terribles, tres días caminando sin para se iban notando.

20150602_175446_resized

La llegada a Olveiroa nos encantó, un albergue enorme y muy bonito, lleno de peregrinos, caía la tarde y la verdad es que nos pareció llegar a un lugar muy acogedor. Descansamos un poquito en la habitación y después de una buena ducha salimos al jardín para ver como era el pueblo. Enfrente del albergue teníamos un montón de hórreos  preciosos, llenos de esa historia gallega que piedra a piedra construyen como almacenes llenos de belleza.

IMG-20150602-WA0039_resized

Por la noche salimos a dar un paseo por el pueblo, era misterioso ver los hórreos iluminados, el pueblo, todo él, muy bonito y muy bien conservado. Una buena etapa y una llegada muy especial.

IMG-20150602-WA0018_resized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s