Camino de Santiago: de Fisterra a Lires

20150605_150455_resized

No me gusta escribir nuestra última etapa del Camino de Santiago; es como dejar aparcado estos días que pasamos juntas, Concha, Sole,  Marisa y yo; toda una experiencia de caminar por el campo, de buen talante, de risas y confesiones, todo eso ya lo finalizamos cuando terminamos el camino allá por el mes de junio; pero al escribir estas pequeñas crónicas, es como que vas recordando y recreándote en esos días. Pero así es, hoy finalizamos este “Camino” hasta el año que viene que reiniciaremos otro.

20150605_134708_resized

Salimos de Fisterra camino de Muxía, pero íbamos a llegar solamente hasta Lires. Desde allí tomaríamos un taxi hasta Muxía, ya no nos daba más tiempo, teníamos unos días y hasta Lires llegamos andando. Fue un camino tranquilo, no demasiado difícil así que lo fuimos disfrutando sin prisas, parándonos a contemplar el mar, o parando a tomar agua en una casa, lo que se dice saboreando nuestro ultimo paseo por Galicia.

IMG-20150604-WA0054

Nos acompañó un tiempo maravilloso, soleado y tibio. Subidas y bajadas sin mucha dificultad, pueblitos e iglesias salpicaban nuestro camino. A unos 7 km pasamos por la puerta de una casa rural preciosa, el dueño nos invitó a pasar, verdaderamente era bonita, un patio soleado lleno de hortensias, flor que nos acompaña a lo largo de nuestro recorrido.

A la salida de Padris, un pueblito al lado del camino, encontramos una casa de labranza con un pequeño muro, allí nos sentamos a tomar una fruta y bebimos agua de un grifo, el único guardián de la casa era un pequeño perro que estaba atado, así de confiados son la gente del campo.

IMG-20150604-WA0055 20150605_132806_resized

Salimos de Padris y nos encontramos con un bosque de helechos preciosos e inmensos, fue un momento mágico y de un disfrute enorme, tanta belleza en ese bosque nos impresionó. Seguimos nuestro camino y de golpe mi bota de caminar se rompió, la suela se soltó y lo solucionamos con una goma del pelo, así caminamos un par de kilómetros hasta que llegamos a un pequeño puesto donde se ofrecía té, café, galletas y fruta, por la voluntad. Allí nos sentamos y dejamos una propina. Al rato llegó un hombre con un perro, Ángel, él era el encargado de ese puesto y de la obra de un nuevo albergue que se estaba construyendo para la gente sin casa. Ángel que era de un pueblo de nuestra provincia me arregló mi bota con una gran habilidad. Cuando yo le dije que tenía un problema él me miró y me dijo “El camino soluciona todos los problemas”, y así fue, mi bota se arregló.

20150605_115508_resized

Nos despedimos de Ángel que nos acompañó un ratito para que tomáramos un atajo. Al rato ya divisábamos el mar, playas salvajes, era una vista preciosa, los cultivos de maíz y el mar de fondo.

Seguimos caminando y casi ya no faltaba nada para llegar a Lires, pero el camino se hacía enrevesado y nos perdíamos a veces, siempre había alguien que nos iba indicando. Nos encontramos con un grupo de ciclistas que nos dijeron que enseguida estaba Lires que siguiéramos, pero ese trayecto se nos hizo un poco pesado, ya era tarde y hacía calor. De golpe vimos la ría y  la desembocadura del río al mar. Nosotras íbamos a comer a un bar a pie de playa y lo encontramos.

Que decir de ese momento, las vistas impresionantes, el bar inmejorable y la comida estupenda. Un diez para nuestro final del camino.

El próximo capítulo final Muxía y Santiago de Compostela.

Anuncios

3 thoughts on “Camino de Santiago: de Fisterra a Lires

  1. Hola Teresa!!! que festín leerte, ya has pensado en escribir tus memorias??? sería un gran éxito tu libro. Me encanta la forma en que narras tu viaje, me vas llevando a conocer otra cara de España, una parte bella y mágica que solo quienes aprecian la sencillez son capaces de trasmitir. En mi mente se va recreando cada pasaje que nos cuentas, las vicisitudes que han pasado y todo lo bello que he visto a través de tus ojos. Muchas gracias!!!!
    Un fuerte abrazo!!!!!

  2. Claro que recuero a Sole!!!!! y a odas las bellas personas que conocí durante mi estancia por allá!!!!
    Salúdamelas a todas!!!!!
    Yo también las recuerdo con muchísimo cariño!!!!

  3. Olivia no he pensado en escribir ningún libro, no es fácil. Estos comentarios se me dan bien pero otra cosa es un libro. Gracias guapa por esos ánimos.
    Hoy viaja a México mi hija María su pareja Javier y su pequeña Valentina. Ya ves que a nosotros también nos gusta tu país.
    Un abrazo
    Olivia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s