Cuentos de la Alhambra de Washington Irving

Cuentos de la Alhmabra

Tu voto:

Anuncios

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de leer este libro, que no me era fácil encontrarlo. Un día hace años paseando por el Paseo de Recoletos en Madrid había unos cuantos puestos de libros usados, el paseo se tornó mucho más interesante, aunque a mí, el paseo de Recoletos me encanta, de golpe vi este libro, no lo dudé ni un momento y creo que me costó tres euros.

Es una delicia leer estas historias. En la primavera del año 1829,Washington Irving, acompañado de un amigo, miembro de la embajada rusa en Madrid, hicieron un viaje desde Sevilla a Granada. Su gran ilusión era llegar a Granada, siempre había soñado románticamente con esta ciudad de numerosas leyendas.

Para el viajero que siente interés por los temas históricos y poéticos, entretejidos de forma tan inseparables en los anales de la romántica España, la Alhambra es un lugar de veneración tan importante como lo pueda se la “Caaba” para los verdaderos musulmanes.

Salieron de Sevilla con dos caballos y acompañados de  Bautista Serrano, antiguo salteador de caminos.

 Así preparados y atendidos, salimos a buena marcha de la “hermosa ciudad de Sevilla” un hermoso día de mayo, a las seis y media de la mañana. Nuestra ruta pasaba por Alcalá de Guadaira benefactora de Sevilla, a la que surte de pan y agua. Aquí viven los panaderos que envían a Sevilla el delicioso pan que la hace tan famosa; aquí se fabrican aquellas roscas tan conocidas como “Pan de Dios”.

Las descripciones del paisaje, de las costumbres, de los dichos y de las comidas van salpicando este viaje, que aunque duro por el tiempo lluvioso o el sol calcinante, estos viajeros no se rinden y la ilusión les acompaña todo el camino.

Nuestra cabalgada vespertina nos llevó a través de un empinado y abrupto desfiladero en la montaña, llamado Puerto del Rey;  es uno de los más importantes paso a las tierras de Granada y por el que el rey Fernando trajo a sus tropas. A la puesta del sol, la carretera, bordeando una colina, nos dejó a la vista del famoso pueblito de Loxa, ante cuyos muros fue rechazado Fernando. Su nombre árabe significa “guardián”

El libro está dividido en capítulos, “El palacio de la Alhambra”, “El Trono de Boabdil”, “La leyenda del astrólogo árabe”, “El Generalife”… todas tan llamativas que llaman a la curiosidad del lector que no puede dejar este libro hasta el final.

Pasando bajo un arco árabe, desde el patio de la Alberca, entramos en el famoso “Patio de los Leones”. Ninguna parte del edificio da una idea más completa de su belleza original que ésta, porque ninguna ha sufrido menos la devastación del tiempo. En el centro aparece la fuente, famosa en cantares y romances. Las tazas de alabastro aún esparcen gotas diamantinas; los doce leones que la sostienen, y dan su nombre al patio, aún arrojan cascadas cristalinas como en los días de Boabdil.

En el capítulo “Tras la huella de Boabdil” nos cuenta esto el escritor.

Busqué luego la puerta por la que Boabdil salió por última vez de la Alhambra, a punto de rendir la capital de su reino. Por capricho, fruto de la tristeza de un ánimo abatido o quizá por algún sentimiento supersticioso, pidió a los Reyes Católicos que a nadie, después de él,  le fuese permitido atravesarla. Su ruego, según las viejas crónicas, se aceptó gracias a la compasión de Isabel, y la puerta fue tapiada.

Así se despide Washington Irving de esta ciudad mágica.

El sol poniente arrojaba, como de costumbre, un fulgor melancólico sobre las torres de la Alhmabra. Podía distinguir  débilmente la balconada de la ventana de la Torre de Comares, en la que me había sumido en tatas ensoñaciones deliciosas. El sol doraba intensamente las pobladas arboledas y jardines que rodean la ciudad, todo era maravilloso, pero también emocionante y triste mientras lo contemplaba al despedirme.

“Tengo que alejarme de estos lugares”, pensé, “antes de que se ponga el sol”. Quiero recordarlos revestidos de toda su belleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s