Sábado por la noche y domingo por la mañana de Alan Sillitoe

Alan Sillitoe, nació en la pequeña ciudad de Nottingham, en 1928 y muere en Londres en 201o. Esta novela la empezó a escribir en Mallorca donde vivió unos años. Parece que el protagonista de esta historia está inspirado en su padre, que además de trabajar en una fabrica de bicicletas y beber pintas de cerveza, maltrataba a sus hijos.

Todo me da igual, me da igual… dijo en respuesta a las preguntas que le venían a la mente, y que tenían que ver con acostarse con una mujer casada con marido y con dos hijos, con emborracharse como una cuba gracias a  siete ginebras y un número indeterminado de  pintas, y con caerse por las escaleras y vomitar luego encima de una señora.

Publicó esta novela en 1958.

Arthur Seaton es el protagonista de esta historia, ubicada en Nottingham en el periodo de entre guerras. Arthur trabaja en una fabrica de bicicletas, de lunes a viernes, trabaja duro para sacarse un buen sueldo, que le permite pasarse el fin de semana en los bares de la ciudad, bebiendo pintas de cerveza hasta caerse redondo al suelo.

Vete ya, siseo Brenda, viendo a su marido abrir la verja y atravesar el patio.

Arthur accionó la cerradura y tiró hacia dentro, respirando el aire fresco de una luminosa mañana de domingo, como si estuviese decidiendo si el día era lo suficientemente bueno como para aventurarse a abordarlo. Lo era. Cerró la puerta tras de sí y dirigió sus pasos hacia la calle mientras Jack, el marido de Brenda, abría la puerta de atrás y entraba a casa por el lavadero.

Joven rebelde de unos 22 años que no quiere compromiso ninguno con nadie ni con nada, quiere vivir la vida sin nada que le ate; eso sí, visita asiduamente a las mujeres de algunos amigos suyos, sobre todo tiene una relación con Brenda, la mujer de Jack, compañero de trabajo.

El que fue rebelde una vez, lo será siempre. No se puede evitar. Nadie puede negarlo. Y es mejor ser rebelde, más que nada para demostrarle a la gente que no merece la pena intentarlo, jugártela. 

Las fábricas te hacen sudar la gota gorda, en las oficinas de empleo te matan con sus soporíferas charlas y las delegaciones de Hacienda te ordeñan el dinero de tus pagas y si te descuidas te roban hasta las pestañas.

Solamente piensa en divertirse; después de una dura semana de trabajo y si la ocasión se presta puede irse a la cama con la hermana de Brenda que está casada con un militar.

Esa vida de mentiras y de componendas llega al límite, y una noche le dan una paliza que lo dejan magullado por fuera y por dentro.

Este libro retrata muy bien la vida de los jóvenes obreros, en esa época donde no se sabe si va a estallar otra guerra, donde nada les da confianza, ni los sindicatos, ni la política y,  por supuesto, ni la iglesia. En este ambiente se mueve este joven guapo, alto y que se gasta un montón de dinero en ropa. Su motivo en la vida es ligar con una chica y beber pintas de cerveza.

Se acostó; los ojos le ardían de dolor y sentía la cabeza como si tuviera los sesos expuestos al aire. Pensar le acrecentaban os dolores, pero ahora no podía dejar de darle vueltas al coco. Tenía la sensación de que, aunque lo único  que había ocurrido era que dos tipos le habían golpeado, nada del otro mundo, se sentía como un barco que nunca se hubiera apartado del muelle y que de pronto se encontraba perdido en alta mar, luchando por mantenerse a flote.

Pero esa paliza que recibió una noche, no le ha dejado indiferente, y es un punto de inflexión en su vida.

Muy bien ambientada en ese pueblo pequeño, lluvioso y frío, donde la única diversión es ir al pub. Al principio la novela no me enganchaba, pero luego poco a poco este personaje que no tiene nada dentro, te va interesando más que nada por saber como va a terminar.

En fin, eso no es para mi. Yo llevaré una buena vida: mucho trabajo, alcohol y cada mes levantar unas cuantas faldas y así hasta que tenga noventa años. Brenda y Winnie quedaban ya fuera de mi alcance cercado por Jack y Bill, pero había más chicas en el mundo. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s