Unos días paseando por Londres

Viaje a Londres

Tu voto:

Anuncios

La invitación que, mi hijo César, me hizo para pasar unos días con él, en Londres, tiene para mí un sentido muy especial. Conocer Londres, que yo no conocía, y pasar unas horas en compañía con él, que a lo largo de nuestras vidas han sido escasas, así que todo ha sido muy interesante.

20160624_185548

El primer viaje que hice  con uno de mis hijos fue con Belén, ella empezó a trabajar y con sus primeros ahorros sacó dos billetes rumbo a Venecia, nos recorrimos casi toda Italia, para mí un viaje inolvidable y Venecia mi ciudad favorita; otro viaje que hice con otra de mis hijas, María, fue a México, viaje de descubrimiento de ese precioso país y que desde entonces, viajo una y otra vez. Aquí no puedo decir una ciudad preferida, aquí tengo que decir que es uno de mis países preferidos. Con Fátima, otra de mis hijas, no he viajado, tengo pendiente un viaje con ella, aunque las dos hacemos un viaje de conocimiento casi todas las semanas; ella vive en mi misma ciudad, así que, ella, me soporta, me cuida, me acompaña, me corrige mis escritos, me ayuda en todo lo que le pido, menos en una cosa, que no me deja nunca su coche y, si me lo deja, es a regañadientes. Esto también se puede considerar un viaje permanente.

20160625_105515

Pero ahora me toca contar estos cuatro días en Londres. Llegué al aeropuerto y me estaba esperando mi hijo, Londres me recibió con una lluvia fina y una humedad terrible, como no hacía frío el bochorno era fenomenal. Al salir del metro vi a un chico repartiendo pegatinas de “Im in”, le pedí una y me la coloqué en mi chaqueta. Llegué el día de las votaciones de eso que conocemos como “Brexit”.

20160625_123112

Lleganos a nuestro apartamento en un clásico barrio londinense, casitas bajas muchos jardines y un silencio total. Me gustó mucho ese barrio.

Al día siguiente, amaneció con sol, tengo que decir que el tiempo mejoró notablemente y conocí Londres con sol y 21 grados, excelente para estar todo el día caminando por esa gran ciudad. Mi hijo trabajaba y yo me fui a conocer parte de la ciudad. Bajé por la calle Oxford Street, me encantó esa calle, llena de banderas del “orgullo gay” que se celebraba al día siguiente, sábado. Todos los edificios estaban con la bandera y en algunos habían bajado las de Europa e Inglaterra y solamente ondeaba esta de los mil colores.

20160624_153341

Caminando, caminando, llegué a Piccadilly Circus que más que una plaza es una intersección de las calles más comerciales, Regent street, Piccadilly y Oxford street, pero el ambiente es genial, lleno de gente a todas horas. Viene bien descansar un poco y escuchar a músicos callejeros que siempre amenizan ese ratito.

Un poco más abajo me topé con Trafalgar Square, parte de esa inmensa plaza estaba en obras pero la inmensidad de ese lugar y la altísima columna coronada por el Almirante Nelson da la medida de la importancia de este lugar.

Para una española que sabe bien de esta batalla donde los españoles y franceses fueron derrotados en Trafalgar, Caños de Meca, es todo un símbolo. Esa columna, con el almirante Nelson, mide más de 40 metros de altura fue construida entre los años 1.840 al 1843. Quitando esto de las derrotas, la plaza es preciosa; a un lado está la National Gallery, en otro lado está la Embajada de Sudáfrica, allí se manifestaban, durante los años que Nelson Mandela estuvo en la cárcel, todas las semanas gente pidiendo su liberación.

20160625_103400

Dejo esta bonita plaza llena de historias y me adentro por callejuelas en dirección al río, con el mapa permanentemente abierto para orientarme en esta difícil ciudad, mapa y guía. Pasé por una calle que me sonaba, pero estaba tomada por la policía y muchos periodistas, era la calle Downing street la calle donde está la casa oficial del primer Ministro,  pensé que estaría dando una rueda de prensa, yo no sabía nada de cómo fue el referendum.

20160624_155541

Ya sería tarde y tenía que subir porque había quedado con Cesar, y paseando me encontré con la calle Charing Cross Road, esta calle tiene para mí un significado especial. Un libro precioso que se llama igual que esa calle “84 Charing Cross Road” ;una bonita historia real, que ocurrió entre una escritora neoyorquina y el dueño de una librería, situada en esa dirección, durante la segunda guerra mundial. Para mí los viajes y los libros van muy unidos.

20160625_193132

Pasé por los barrios Covent Garden y el Soho, mis preferidos, aquí encontré el ambiente más inglés, preciosos pub, tiendas de todo tipo, casas preciosas y un ambiente muy festivo. En unos de esos pub maravillosos me paré a comer un “fish and chips”, plato típico que yo quería probar con una rica “pinta”, allí vi en las pantallas de TV a todos los políticos europeos con caras bastantes serias, yo saboreé el plato y ya me fui a encontrarme con mi hijo César que me esperaba en un bar.

20160624_141304 (1)

Allí me enteré que el referendum había salido a favor de marcharse de Europa. Allí entendí tantos periodistas y policías en la calle del primer Ministro, pasé por allí en el momento que dimitía. Casualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s