Un viaje no esperado a México

Museo Soumaya
Museo Soumaya

Es el país que más veces he visitado, cuatro veces he viajado a México y no me canso de descubrirlo. La primera vez fui con mi hija María y Javier. Visitamos Cuernavaca, Taxco, Tepoztlan, la casa de Frida Kalho, en fin una entrada estupenda para quedarme prendada de los colores y los sabores de México.

20160830_200341

Museo Soumaya

Después de ese viaje conocí a la familia Luque y hemos ido y venido de México a España a lo largo de diez años. Hemos viajado por España y yo he viajado por México de la mano y de la compañía de todos ellos. Descubrir un país así, es una manera muy fácil y especial, pues conoces cosas que un turista no conocería. Yo he tenido la suerte de poder hacerlo y conocer un México que es muy distinto a lo que vemos y leemos a través de la prensa.

20160830_194901

Mural de Ribera. “Río Juchitán”

Descubrir cosas nuevas de la capital siempre es muy recomendable. En este ultimo viaje, fuimos un día a Coyoacan, el barrio que más me gusta, el barrio donde está la casa de Frida Kalho. Siempre que íbamos a visitarla pasábamos por otra casa mítica donde vivió y murió Trontsky. En este cuarto viaje fuimos a verla. Yo anteriormente me había leído el libro de Padura “El hombre que amaba a los perros” donde cuenta todo lo que pasó en la vida de Tronsky hasta su exilio en México y su muerte en esa casa. Me impresionó, todo estaba allí, las ventanas tapiadas, las jaulas de los conejos que cuidaban toda la familia, el piolet con el que fue asesinado, sus libros, en fin una visita interesante.

20160907_200015

La casa de Tronsky

Después de esa visita nos fuimos a comer a una terracita en la plaza del barrio, es una gozada poder degustar una rica cerveza con la comida mexicana.

20160907_204404

Sabores picantes

Otro día nos fuimos a ver el museo Soumaya, está situado en el centro de la ciudad y es espectacular. Es un museo que alberga la colección personal de Carlos Slim, además de piezas como la Puerta del Infierno de Rodin o un precioso mural, el último que pintó Ribera, “Río Juchitan”. El edificio es espectacular por dentro y por fuera. El museo es gratis para todo el mundo, un lugar imprescindible para disfrutar .

20160831_201014

El árbol de la vida

Pasear el centro de esa gran ciudad, su Alameda, el museo Tamayo, pasear por Polanco o visitar una preciosa librería, El Péndulo, son planes perfectos para hacer en una mañana.  México tiene tanto que ver que hace falta mucho tiempo para poder disfrutar de tantas cosas. Es cierto que no es una ciudad fácil, sus 23 millones de habitantes hace insufrible el tráfico, uno de los temas de conversación favoritos de los mexicanos; ellos siempre piensan antes de salir cómo está el tráfico, y tienen razón, puedes tardar tanto en llegar a un sitio que es imprescindible saber moverte.

20160829_195848

Librería El OPéndulo

20160829_191108

Otro día fuimos a ver el museo de Arte Popular, increíble su colorido, las cerámicas, el árbol de la vida, unos  muñecos gigantes de papel llamados Alebrijes, de un colorido espectacular, sus trajes típicos, instrumentos, en fin, una maravilla. Terminamos ese día comiendo en una terraza en la Alameda, un día soleado y lleno de luz, que lo empañó un poco la llegada de Trump en una visita catastrófica que puso a todos los mexicanos enfrente de su actual presidente.

20160831_192203

Alebrijes

No hemos parado, porque además de todo esto disfruté de fiestas familiares y una muy especial para los mexicanos, el Día de la Independencia, el 15 de septiembre. Todas las familias se reúnen a cenar, para ver el “Grito” que, el Presidente, desde el balcón de la casa de Gobierno en “El Zócalo”, rememorando a  Miguel Hidalgo, que en 1810 llamó a la rebelión contra los españoles, en el pequeño pueblo de Dolores Hidalgo. México se engalana con los colores de la bandera y es muy especial para una española asistir a estos festejos.

Y no podía dejar de hacer una visita al Dios de La Lluvia, Tlaloc, mi preferido, una gran mole de 168 toneladas colocado en la entrada del museo de Antropología.

img-20161006-wa0010

 Dios de la Lluvia, Tlaloc

Anuncios

One thought on “Un viaje no esperado a México

  1. Mi querida Teresa es todo un placer leerte y más, si escribes de mi país. Tienes una forma de llevar y recrear todo lo que has visto. Simplemente me encanta. Fue toda una emoción volver a verte, siempre estarás en mi corazón.
    Un enorme abrazo!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s