El libro de los Baltimore de Joel Dicker

Historia de una saga familiar

Tu voto:

Anuncios

Este libro lo estamos leyendo un grupo de amigas, que seguimos quedando en una preciosa librería, de mi ciudad, que se llama La Madriguera. Una librería donde puedes estar charlando y a la vez tomando un café o un refresco, así como escuchar música en directo u oír a un poeta recitar sus versos. Allí nos reunimos a charlar de libros y tengo que decir que me encanta ese rato escuchando opiniones y dándolas.

Este mes hemos elegido leer “El libro de los Baltimore” de Joel Dicker. Del mismo autor leí hace unos años “El extraño caso de Harry Quebert”, libro que me atrapó desde el principio hasta el final. Éste, siendo diferente, me atrapó de la misma forma,su escritura clara, la historia en sí que no te deja, y la intriga que la mantiene hasta la última página.

Marcus Goldman es un escritor de éxito, que 8 años después de un drama acaecido en su familia, se retira a Boca Ratón, Florida, para poder escribir el libro de lo que sucedió.

¿Por qué escribo? Porque los libros son más fuertes que la vida. Son su mejor revancha: Son testigos de la muralla inexpugnable de nuestra mente, de la impenetrable fortaleza de nuestra memoria. Y cuando no escribo, una vez al año, vuelvo a recorrer el trayecto hasta Baltimore.

Esta familia formada por dos hermanos; los Goldman de Montclair, padres de Marcus, que eran una familia media y vivían en Nueva Jersey. La otra familia los Goldman de Baltimore, una familia rica que vivían en una gran casa. Allí iba Marcus a pasar sus vacaciones, el Día de Acción de Gracias y todos los buenos recuerdos que él atesoraba en su cabeza. Allí vivía su querido primo Hillel y un chico que recogieron de un reformatorio que era como otro hijo,llamado Woody. Esos tres chicos formaron una pandilla muy unida, siempre estaban juntos y cuando Marcus se iba a su ciudad, extrañaba enormemente a sus primos.

A veces conseguía convences a mis padres para que me llevaran a La Buenavista temprano.  Woody y Hillel seguían durmiendo. Tío Saul repasaba informes mientras tomaba un café. Tía Anita leía el periódico a su lado. A mí me fascinaba lo serena que era,la capacidad que tenía para ocuparse de todo lo de la casa además de su trabajo.

Marcus envidiaba sanamente a sus tíos, a la vida que tenían, cómo eran los dos, su tío Saul, el hermano de su padre y su tía Anita, cómo lo querían y cómo vivían, en contra de su propia familia que eran menos vistosos.

En la época de gloria de los Goldman-Baltimore, les gustaba ir a Bal Harbor, un barrio periférico fino, al norte de Miami. Allí había un centro comercial al aire libre que sólo tenía tiendas de lujo. A mis padres los horrorizaba el sitio, pero me dejaban ir con mis tíos y mis primos. Cuando me sentaba en el asiento de atrás de su coche, me volvía esa sensación de felicidad insolente que experimentaba cuando estaba solo con ellos. me sentía bien, me sentía un Baltimore.

Así se va desarrollando la vida de los dos hermanos que forman esas dos familias, donde Marcus es él que va y viene, en esa doble vida que va de  una casa a la otra.

Entra en juego una chica, Alexandra, que enamora a los tres, es la chica deseada, por guapa, buena cantante y amorosa. Los tres firman un acuerdo que ninguno engañaría a los otros, un  pacto que lo mantienen hasta que Marcus se enamora de Alexandra y ocultan esa relación.

Durante los dos años siguientes Alexandra nos iluminó la existencia.

Primos míos del alma, si aún estuvierais aquí, recordaríamos juntos como nos subyugó.

Durante el verano de 1994, les supliqué a mis padres que me dejaran pasar dos semanas en Baltimore después de la estancia en Hamptons. Para estar con ella.

Alexandra nos tomó cariño y estábamos siempre metidos en su casa.

Ya no hubo ningún fin de semana sin Alexandra. Era todo con lo que soñábamos: divertida, inteligente, guapa, dulce y soñadora. 

El libro desde el principio te habla de un drama que acontece en la  familia, Goldman-Baltimore, así vas leyendo y conociendo profundamente a estas personas. La historia de Woody, la entrañable amistad de los tres primos; el compañerismo entre los tres; la historia de los dos hermanos, el padre de Marcus y su tío Saúl, los negocios de la familia, la buena vida de esos años tan completos y tan felices.

Pero los años van pasando y la decadencia de esta familia es el punto importante de este libro. Decadencia que va tocando uno a uno a todos los miembros, no se salva nadie.Historia

En contra, la familia de Marcus, se mantiene en pie, en esa vida común y sin estridencias. Marcus escribe sobre esas dos partes, por una la familia potentada a la que él adoraba y su familia que quedaba a un lado según su perspectiva, vista desde la juventud.

No voy a desvelar el final, pero es muy interesante y sobre todo te tiene en tensión hasta la última página.

Hice un alto delante de la puerta principal. Antes de llamar, me saqué del bolsillo la fotografía de Hillel, Woody, Alexandra y yo en Oak Park, en 1995, y la contemplé.

Alexandra llamó al timbre. mi madre abrió. Al verme, se le iluminó la cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s