El hijo de César de John Williams

Sigo medio confinada, pero sigo conservando la buena costumbre de caminar todas las mañanas pues el tiempo es magnífico, la naturaleza nos ha regalado unos días luminosos y tibios, así que yo aprovecho estos momentos para salir. Así voy pasando estos tiempos de incertidumbre; paseando y leyendo, dos aficiones que hacen de mi vida algo reconfortante.

El Emperador César

Ahora estoy terminando este precioso libro, “ El hijo de César ”. Se ha escrito sobre este personaje histórico tantos libros que sería imposible enumerarlos. Este libro tiene de original que toda la historia está sujeta a cartas que se envían unos a otros contando los acontecimientos históricos del momento.

Me despertó el ir y venir de la tripulación y el sonido de un canto lejano. Por un momento, en mi confusión, pensé en esas sirenas de las que Homero escribió con tanta belleza y me imaginé a mí mismo amarrado al mástil de mi barco, incapaz de resistir la llamada de su inimaginable belleza. Pero no eran sirenas, sino un barco que transportaba grano desde Alejandría”

Empieza con el asesinato del emperador Julio César . A su muerte, deja como heredero y futuro emperador de Roma, a su sobrino Octavio. Herencia envenenada, pues el futuro emperador tenía 18 años cuando muere Julio César , y la vida en Roma era tan convulsa que tuvo que rodearse de gente fiel para acometer la refundación de esa ciudad corrupta y llena de intrigas.

Sin embargo el Imperio de Roma que creó ha soportado la dureza de un Tiberio, la monstruosa crueldad de Calígula, y la ineptitud de un Claudio, y ahora tenemos un nuevo Emperador, al que tú educaste siendo niño y con quien sigues manteniendo una relación cercana pese a su posición”.

La formación de los triunviratos, la guerra contra Egipto y la conversión de este joven en el primer Emperador fundador de la dinastía, Octavio Cesar Augusto.

Desde la primera página hasta la última no puedes despegarte de estas historias que nos narra. Marco Antonio y sus ínfulas de gran guerrero y siempre queriendo ganar todas las batallas, sus historias con la reina de Egipto, Cleopatra. Las intrigas de todos para que este joven no subiera al trono, que fue el más duradero de todos, desde el año 27 a C hasta el 14 d C.

“A continuación se dio la vuelta y, muy erguido empezó a caminar hacia la oscuridad. Y recuerdo a Marco Antonio en Actium, que miraba desde la proa de su barco, cómo Cleopatra y su flota se alejan condenándole a Una derrota segura y que en aquel momento entendió que ella jamás le había amado.”.

Tengo el libro subrayado en cada página, tiene tantas cosas interesantes que no podía parar de señalar párrafos tras párrafos. El carácter del emperador, sus reflexiones, su mesura, su mirada sobre el bien común, me ha reconfortado a lo largo de esta preciosa lectura.

Hay una interesante carta de César Octavio a su amigo Nicolás de Damasco, al final de su vida que refleja su pensamiento y parece su testamento.

Así pues, no fue por idealismo o porque no creía moralmente superior que decidí cambiar el mundo, motivos que invariablemente ayuda al fracaso. Ni tampoco lo hice para incrementar mis riquezas y mi poder, dado que la riqueza que va más allá de la comodidad de uno mismo me ha parecido siempre la más aburrida de las posesiones, y el poder que va más allá de su utilidad, la más despreciable”.

Una respuesta a “El hijo de César de John Williams

  1. Una obra de arte, Teresa. Gracias por recimendarlo !
    Feliz tarde de libros y paseo !
    Rafael Cabanillas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s